Booking.com

4 octubre, 2020

Qué hacer cerca de Madrid

¿Pensando en viajar? Hoy más que nunca, el turismo cercano a Madrid ha cobrado la importancia que se merece, y es un buen momento para redescubrir toda la historia que envuelve a cada rincón. Créenos, nada ha detenido a la gente en su búsqueda de destinos para vacacionar o darse una escapada y un tema recurrente es sobre qué hacer cerca de Madrid.

Así que, si vives cerca o andas visitando Madrid, no te puedes perder la lista de opciones que traemos para ti.

¿Qué maravillas históricas nos deparan las provincias aledañas a Madrid? ¡Descúbrelo a continuación!

Ávila

¿Deseas conocer Ávila en 1 día? Esta ciudad se sitúa a 110 kilómetros de Madrid (1h y 15 min de viaje), lo cual lo convierte en un destino concurrido debido a su cercanía y la costumbre de recorrerla en un día también se hace presente. No obstante, un solo día no nos alcanzará para ver todos los atractivos que ofrece el lugar, así que ten en cuenta eso.

Foto: La muralla de Ávila vista desde las afueras de la ciudad.

¿Qué ver en Ávila?

La Muralla de Ávila.

Empecemos por lo que resalta más a la vista, considerando que la Muralla de Ávila será lo primero que verás al ingresar a la ciudad. Es una construcción que data desde finales del siglo XI que, al día de hoy, es considerado Patrimonio de la Humanidad.

Cuenta con un perímetro de 2516 metros y se puede recorrer poco más de la mitad. Normalmente, el precio por persona es 5€.

Catedral de Ávila – Catedral de El Salvador.

La catedral se encuentra dentro de los muros de la muralla y se asemeja a una especie de fortaleza. La Catedral de Ávila cuenta con un museo en el cual podrás apreciar la Sala Capitular, la Capilla Cardenal, la Sala de Cantorales y la Sala de la Pasión.

La entrada general cuesta 6€, pero hay distintas tarifas preferenciales (mayores de 65 años, jóvenes, grupos, escolares, etc.).

Mercado Chico y Mercado Grande.

La Plaza de la Victoria y la Plaza de Santa Teresa, conocidas también como El Chico y El Grande respectivamente, son las plazas más emblemáticas de Ávila. Yendo a Mercado Chico podrás encontrar la Iglesia de San Juan, la Iglesia de Monsén Rubí, el Ayuntamiento de Ávila y el Palacio de Bracamonte. Mientras que en Mercado Grande podrás observar la Iglesia de San Pedro, el edificio Rafael Moneo y la estatua de Santa Teresa de Jesús.

Los 4 postes.

Desde este monumento, que cuenta con 500 años de antigüedad, se puede contemplar todo el esplendor de la muralla y la ciudad entera. Muchos recomiendan empezar el recorrido por aquí y podemos entender muy bien el porqué.

Basílica de San Vicente.

Declarado Monumento Nacional en 1923 y con un arte románico que cautiva a cualquiera, la Basílica de San Vicente se convierte en uno punto obligado de visita. Cuenta con un color naranja característico y se debe a su construcción con la famosa piedra franca de Villamayor.

Toledo

A Toledo también se le conoce como la Ciudad de las Tres Culturas al haber sido un lugar donde la convivencia entre judíos, musulmanes y cristianos fue posible por muchos siglos.

Se encuentra a tan solo 73 kilómetros (menos de 1 hora de viaje) de la ciudad de Madrid y, al igual que con Ávila, es costumbre querer visitar Toledo en un solo día. Sin embargo, y a pesar de no ser una ciudad grande, los atractivos que ofrece nos dan para una estadía mucho más larga.

Foto: Vista de Toledo desde el Mirador del Valle.

¿Qué ver en Toledo?

Alcázar de Toledo.

Ubicado en la colina más alta de la ciudad (548 m), el Alcázar de Toledo es una imponente construcción que sobresale ante todo lo que lo rodea y su nombre, proveniente del árabe «Al Qasar», curiosamente significa fortaleza.

Catedral de Santa María de Toledo.

También conocida como la Catedral Primada de España, la Catedral de Santa María de Toledo es una de las catedrales más famosas a nivel mundial y destino obligado en nuestro recorrido.

Se encuentra entre un enmarañado de callejuelas y casas del casco antiguo, felizmente cuenta con un exterior muy sobresaliente y no hay forma de que no la ubiquemos.

El exterior tiene un espléndido acabado gótico y llama mucho la atención, pero su interior… ¡su interior es de otro mundo! En él encontraremos la Capilla Mayor, la Capilla de Mozárabe, la Sala Capitular y mucho más.

La entrada general tiene un precio de 10 €, pero por un par de euros más puedes acceder a la visita guiada.

Mirador del Valle.

Muchas de las fotos de Toledo que encontrarás en internet habrán sido tomadas desde el Mirador del Valle. Es el lugar perfecto para tener una fantástica vista de la ciudad y, si deseas una vista aún más panorámica, debes subir hasta la Piedra del Rey para la experiencia completa.

Sin lugar a dudas, es una de las mejores cosas que hacer en Toledo. Puedes ir caminando o coger un taxi para llegar al mirador, dependerá de qué tan ajustada sea tu agenda.

Sinagoga de Santa María La Blanca.

Esta obra de arquitectura religiosa de mudéjar se puede encontrar en el antiguo barrio judío y lleva el nombre de “sinagoga” porque ese fue el uso que tuvo por más de 200 años.

Monasterio de San Juan de los Reyes.

Su construcción empezó en 1476 por orden de los Reyes Católicos y cuenta con estilo gótico isabelino (típico de esa época, incluso se le conoce como estilo Reyes Católicos).

Alcalá de Henares

Alcalá de Henares, mundialmente conocido por ser lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes Saavedra, cuenta con atractivos que maravillan a más de uno y la consolidan como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Foto: Estatuas de Don Quijote y Sancho en la calle Mayor.

¿Qué ver en Alcalá de Henares?

Casa Natal de Miguel de Cervantes.

No podíamos empezar de otra forma, pues Alcalá de Henares se caracteriza por ser el lugar donde Cervantes pasó sus primeros años y son muchos los visitantes que buscan conocer más sobre él.

La casa de Miguel de Cervantes, hoy funcionando como Museo de la Comunidad de Madrid, recrea el entorno de una casa pudiente de ese entonces (siglos XVI y XVII) de tal forma que los visitantes puedan imaginar la vida cotidiana que llevaba.

Universidad de Alcalá.

Por la Plaza de San Diego podremos apreciar la Universidad de Alcalá y lo asombrosa que se ve esa fachada renacentista que tanto la caracteriza. Fundada por el Cardenal Cisneros, ministro de los Reyes Católicos, la universidad cuenta con la Capilla de San Ildefonso y el Paraninfo, sala donde se entrega el Premio Cervantes de Literatura cada 23 de abril por los mismísimos Reyes de España.

Plaza de Cervantes.

Considerada como el corazón de Alcalá de Henares, la Plaza de Cervantes se convierte en el punto de encuentro para residentes y visitantes que desean rodearse de sus hermosos jardines y paseos arbolados.

Calle Mayor.

Si pasas por la Casa de Cervantes, es imposible que no recorras la Calle Mayor. Considerando que es la principal vía del centro de la ciudad, vale la pena pasear por ella a la par que visitamos algunos bares. No te olvides de tomarte tu foto con las estatuas de Don Quijote y Sancho Panza.

Segovia

Un viaje de turismo en Madrid siempre debe tener sus prioridades y visitar Segovia es una de ellas. Ubicada a 92 km de Madrid (poco más de una hora de viaje) se encuentra esta ciudad que enamora a primera vista con sus edificaciones antiguas y ese entorno medieval que tanto deseamos ver.

Foto: El acueducto de Segovia

¿Qué ver en Segovia?

Acueducto de Segovia.

Por lo general, tu visita a Segovia se enfoca en el centro histórico y lo primero que verás será ese alucinante acueducto de 28 metros de altura y 167 arcos. Fue construido por los romanos en el siglo II (sí, hace muuuchos años), lo cual nos dice que fueron todos unos genios como para hacer una obra que perdurara por tanto tiempo.

Alcázar de Segovia. Este monumento es uno de los más visitados en toda España y, por supuesto, una de las principales atracciones turísticas para ver en Segovia. Ha pasado por distintas restauraciones y reconstrucciones a lo largo de los años, pero, al día de hoy, podremos admirar la Sala de los Reyes y subir a la hermosa Torre del Homenaje.

Catedral de Segovia.

La Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, también conocida como la Dama de las Catedrales o simplemente como la Catedral de Segovia, es otro majestuoso monumento que no debemos perdernos en nuestro recorrido. Fue construida ente los siglos XVI y XVII, además cuenta con un estilo gótico y una impresionante torre de 88 metros de altura. El costo de la entrada es de 3€.

Barrio Judío.

El Barrio de la Judería o la Antigua Judería se caracteriza por haber sido el lugar donde habitaron los hebreos desde el siglo XII hasta su expulsión por los Reyes Católicos. Sí o sí tienes que callejear por este barrio, ya que podrás encontrar la Antigua Sinagoga (hoy el Convento del Corpus Christi) y reservar una visita guiada si deseas aprender más de su historia.

Cochinillo de Segovia

El cochinillo es uno de los platos más típicos de la gastronomía española, sin embargo, Segovia es la ciudad que se especializa en este manjar. Solo se venden los cochinillos enteros y no por piezas, ya que está incluido dentro de la Marca de Garantía «Cochinillo de Segovia» para asegurarse de que se trata de un animal que cumple con todas las condiciones de calidad. No debes dejar de pasar la oportunidad de comer un cochinillo. Uno de los principales lugares que tienes que ir a probar el cochinillo es el restaurante Jose María.

La Granja de San Ildefonso

Si estás de paso por Segovia, no te pierdas la oportunidad de visitar la Granja de San Ildefonso, a tan solo 11 km de la capital segoviana y 81 km (una hora de viaje) si vienes directo desde Madrid.

Foto: Vista del Palacio Real desde los jardines de San Ildefonso.

¿Qué ver en La Granja de San Ildefonso?

Palacio Real de La Granja de San Ildefonso.

El plato fuerte de nuestra visita al municipio y principal patrimonio cultural de la localidad. Felipe V dio la orden de construir este Palacio Real y al día de hoy se le considera como un “pequeño Versalles”, considerando que esta obra se inspiró en el gran Palacio de Versalles. La entrada cuesta 9€ y ten en cuenta que los sitios donde podrás tomar fotos son muy limitados.

Los Jardines de San Ildefonso.

¿Pensabas que la visita terminaba en el palacio y ya? ¡Aún no!
Tras la visita al Palacio Real, prepárate para deleitar tu vista con lo mejor que tiene para ofrecer el recinto: los Jardines de San Ildefonso (Jardines del Palacio Real).

Son 146 hectáreas de puro jardín al estilo francés. Además, cuenta con lagos, bosques y fuentes monumentales por doquier, las cuales fueron inspiradas en diversas mitologías.

Real Colegiata de la Santísima Trinidad.

Anexada al palacio, también podremos apreciar la Colegiata de San Ildefonso, la cual cuenta con una capilla donde se encuentran enterrados el rey Felipe V y su esposa, Isabel de Farnesio.

Mercado de San Ildefonso.

Las calles del pueblo también tienen su encanto y, una vez haya terminado nuestro recorrido por el palacio, podremos descansar en uno de los tantos bares o restaurantes que se encuentran cerca del mercado.

San Lorenzo de El Escorial

Situada en la sierra de Madrid, a poco más de 50 km (menos de 1 hora de viaje), se encuentra San Lorenzo de El Escorial. El Monte Abantos, el bosque de La Herrería, y sus casas señoriales con una arquitectura herreriana crean ese entorno cultural que tanto nos llama la atención.

Foto: Vista del monasterio de San Lorenzo.

¿Qué ver en San Lorenzo de El Escorial?

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Gran parte de tu visita se va a enfocar en todo lo que tiene para ofrecer el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, así que ve haciendo tiempo en tu agenda. En él podremos encontrar distintas secciones como la Real Biblioteca, el Palacio de Felipe II (Palacio de los Austrias), Palacio de los Borbones, El Panteón de los reyes y la Sala de Batalla.

Como no podría ser de otra forma, el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial forma parte del Patrimonio de la humanidad; incluso se considera como una octava maravilla del mundo. La entrada tiene el valor de 10€ y la visita guiada, la cual es muy recomendable, unos 4€ adicionales.

Jardín de los Frailes.

Se encuentra a las afueras del Monasterio y presenta un paisaje más que hermoso. Al momento de su construcción, el jardín no simplemente debía servir para maravillar la vista, sino que también debía permitir el cultivo de frutas y hortalizas.

La Herrería.

Este bosque, el cual se sitúa a los pies del monte Abantos, es un lugar que es concurrido por locales y turistas. Es perfecto para un paseo tranquilo, hacer algún deporte al aire libre, montar en bici o cualquier actividad que te relaje.

Teatro Real Coliseo de Carlos III.

Fue mandado a construir por el Rey Carlos III en 1771 y al día de hoy se siguen realizando eventos culturales. Es un lugar muy acogedor, así que no lo pienses mucho si se presenta alguna obra en él.

La Casita del Infante y La Casita del Príncipe.

La primera fue residencia real del hijo de Carlos III, el infante Gabriel de Borbón, y la segunda (también conocida como Casita de Abajo) fue el pabellón de recreo de Carlos IV. Ambas se encuentran cercanas al Monasterio, así que vale la pena la caminata hasta ellas.

Aranjuez

Aranjuez es una hermosa ciudad que se ubica 50 km al sur de Madrid (40 minutos de viaje) y es una escapada obligatoria, además de ser una muy fácil por su cercanía. El municipio cuenta con una gran variedad de jardines y monumentos llenos de historia, convirtiéndolo así en uno de los destinos preferidos por turistas que buscan conocer y, a su vez, deleitar la vista.

Foto: Vista frontal del Palacio Real de Aranjuez

¿Qué ver en Aranjuez?

Palacio Real de Aranjuez.

En la actualidad, el Palacio Real de Aranjuez es considerado uno de los palacios más bello de España y en él podemos encontrar secciones como la Sala China, la Sala de los Espejos, el Gran Comedor, la Sala Árabe y el Gabinete de Porcelana.

En la fachada se pueden apreciar las estatuas de Felipe II, Felipe V y Fernando VI, reyes que impulsaron la construcción del palacio. La tarifa básica cuesta 9€ y, si lo deseas, puedes pagar 4€ adicionales por la visita guiada.

Jardines reales de Aranjuez.

Son muchos los jardines que rodean el Palacio Real, pero hay 4 que valen la pena mencionar. El Jardín del Parterre, considerado como un pequeño Varsalles; Jardín de la Isla, lleno de bellísimas fuentes; el Jardín de Isabel II y los Jardines del Príncipe, el cual a su vez cuenta con el Museo de las Falúas Reales y la Casa del Labrador.

Iglesia de San Antonio.

La podemos encontrar en la Plaza de Mariblanca. Lleva su nombre porque se construyó en homenaje a San Antonio de Padua.

Plaza de Parejas de Aranjuez.

Esta plaza lleva su nombre por el Juego de Parejas que se llevaba a cabo en este lugar. La tradición cuenta que 48 caballeros iban divididos en filas y encabezados por uno de los hijos del rey; desfilando, entrecruzándose y cruzándose nuevamente es como se formaba esa suerte de baile y desfile militar.

Consuegra

Consuegra es un municipio español de la provincia de Toledo, ubicada en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, y el destino perfecto para darse una escapada de fin de semana desde Madrid. Se ubica a hora y media de la capital española y a poco más de media hora desde Toledo.

¿Alguna vez leíste Don Quijote de la Mancha? ¿Te imaginaste pasear por los escenarios que él describía? Entonces ya tienes una muy buena razón para hacer este viaje.

Foto: Los molinos de Consuegra.

¿Qué ver en Consuegra?

Molinos de Consuegra.

Los 12 molinos de viento sobre el Cerro Calderico sirvieron de inspiración a Cervantes para crear la pelea contra los “desaforados gigantes de brazos largos”. Puedes encontrar el Gastromolino dentro del Molino Caballero de Verde Gabán, el cual es un restaurante donde puedes degustar productos locales y de temporada. Sí, no has leído mal; un restaurante dentro de un molino.

Para recorrer los molinos de Consuegra deberás reservar tus entradas en la Oficina de Turismo de Consuegra. El recorrido ofrece una visita guiada al interior del Molino Bolero, el Castillo de la Muela y el Museo Arqueológico Municipal. El precio por la visita guiada completa es 7€.

Castillo de la Muela (Castillo de Consuegra).

No podemos centrarnos tan solo en los molinos, ya que en nuestra visita al Cerro Calderico también encontraremos el Castillo de la Muela (mencionado arriba). Es un castillo medieval de esos que nos fascinan en las películas, solo que ahora tenemos la oportunidad de apreciarlo más de cerca. La entrada es libre, pero hay visitas guiadas los fines de semana.

Plaza de España.

En la Plaza de España encontraremos la Torre del Reloj, el Ayuntamiento y el edificio escolar “San Gumersindo”. Además, podrás encontrar pastelerías, tiendas y bares donde podrás detenerte para comer algo.

Brihuega: El Jardín de la Alcarria

Brihuega es otra de las escapadas de Madrid que más recomendamos, especialmente si eres un amante de la lavanda. Encontrarás esta localidad de la provincia de Guadalajara a tan solo una hora de la capital (Madrid) y te adelantamos que tiene mucho por ser visitado.

¿Ver Brihuega en un día será posible? Sí, pero puede que nos perdamos muchas interesantes atracciones. De todas formas, aquí te mencionaremos las que más nos llaman la atención.

Foto: Los campos de lavanda en Brihuega.

¿Qué ver en Brihuega?

Murallas y puertas de Brihuega.

Brihuega fue una villa medieval, así que no es sorpresa que también sea una villa amurallada. Al día de hoy se conservan la Puerta de la Cadena y el Arco de Cozagón (Arco de la Guía).

Fuente Blanquina. Brihuega cuenta con muchísimas fuentes, pero la Fuente Blanquina, también conocida como Fuente de los Doce caños, es la que más resalta. Dice la leyenda que las chicas solteras encontrarían novio si bebían de esta fuente; realmente interesante. Además, a las espaldas de la fuente se encuentra el antiguo lavadero municipal.

Cuevas Árabes de Brihuega.

Llegando a la Plaza del Coso podremos encontrar las denominadas “Cuevas Árabes”, las cuales son un tanto curiosas. No son exactamente cuevas naturales, ya que fueron pasadizos excavados por la mano del hombre y se cree que tampoco son árabes, ya que en ellas veremos unas enormes tinas donde se pudo almacenar vino y la gran mayoría de árabes no bebe eso.

Sea cual sea el caso, no podemos perdernos la oportunidad de recorrerlas. Son 8 km de túneles y, por lo menos, tenemos acceso a 700 metros de ellos.

Campos de Lavanda.

Dejando lo mejor para el final, tenemos los famosos Campos de Lavanda de Brihuega. Te recomendamos ir en las primeras semanas de julio, ya que es ahí cuando la lavanda está en toda su floración. Son más de 1000 hectáreas, así que podrás pasar el día de entero admirando ese paisaje morado.


Hasta que las cosas normalicen y los viajes sean más accesibles, podremos ir repasando las rutas de cada destino que nos interese y así estar listos cuando la oportunidad sobre qué hacer en Madrid se presente. Recordemos que la mayoría de festividades y actividades se encuentran en stand-by por la actual situación, así que es mejor no apresurar las cosas.

 

Tour gratis en Madrid y en cualquier parte del mundo.

Encuentra free walking tours, hasta excursiones personalizadas e incluso traslados. Aquí todo lo que necesitas para complementar tu viaje. Toma en cuenta siempre la calificación a cada actividad.

Busca Aquí

¿Buscas hospedaje barato y seguro para tí?

Todo tipo de alojamientos que se adaptan a tu estilo de viaje y presupuesto. Usa mi herramienta favorita y encuentra aquí la alternativa ideal para el viaje que tanto quieres hacer!

Encuéntralo Aquí

0 Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Travel blog

Clic aquí para recibir novedades